Ricardo Darín Reivindica La Importancia De La Cultura En Su Aceptación Del Goya A Mejor Actor

La argentina El Clan triunfó en la categoría de Mejor Película Latinoamericana y Truman la gran triunfadora de la noche.

Ricardo Darín se alzó el pasado sábado 6 de Febrero con el Goya a Mejor Actor Protagonista por su papel en Truman, película que también consiguió el galardón a Mejor Película, Mejor Dirección para Cesc Gay, Mejor Guión Original y Mejor Actor de Reparto para el español Javier Cámara. El filme se convirtió en el gran triunfador de la noche, al conseguir cinco de los seis premios a los que optaba.

En su discurso de aceptación del galardón, anunciado por Belén Rueda, que trabajó con Darín en el thriller El Cuerpo (2012), el actor destacó el “trabajo formidable” que llevó a cabo el equipo de la película. Ricardo Darín, quien antes de subir al escenario saludó a todos los aspirantes al premio que él se llevó , quiso destacar que entre los actores no existe competencia: “Sumamos.Aplaudo, venero y felicito a todos los que han sido nominados porque es lo que hace que el cine crezca, camine, funcione”, dijo el actor. Emocionado, Darín cerró su discurso compartiendo el galardón con su padre, fallecido hace más de 25 años.

Truman nos habla de la amistad y lo hace a partir de la visita que Julián, (personaje encarnado por Ricardo Darín que se encuentra en un momento duro de su vida), recibe de su amigo Tomás, al que da vida Javier Cámara. El perro de Julián, Truman, que da nombre a la película, será el hilo conductor de esta historia de dos amigos que comparten momentos emotivos e inolvidables. Por su participación en la película, Darín y Cámara ya ganaron la Concha de Plata al mejor actor en el pasado Festival de Cine de San Sebastián.

En la categoría más latina de los ‘cabezones’, como se conoce tradicionalmente a estos premios, El Clan se llevó el Goya a Mejor Película Iberoamericana.

Esta película, basada en hechos reales, cuenta la historia de la familia Puccio, y de cómo el padre de ésta la convirtió en un clan dedicado a secuestrar y extorsionar a empresarios. Asimismo, la película se centra en los efectos que estas actividades pueden tener en el seno de la familia, como la reacción de los hijos a las polémicas decisiones de su padre.

El director Pedro Trapero no pudo estar presente en la gala, por lo que fue Esther García, representante de la productora El Deseo, quien recogió el galardón. En su discurso de aceptación, García quiso destacar la importancia de las colaboraciones entre dos países cuando se trata de hacer cine, ya que “acercan talentos de las dos partes del océano”. Y centrándose en las producciones iberoamericanas, aseguró que “con la lengua española como vehículo, se acerca una cultura en común”. El Deseo, compañía productora de los hermanos Pedro y Agustín Almodóvar, consigue con esto su segundo Goya a Mejor Película Iberoamericana, después de llevárselo el año pasado por Relatos Salvajes. Se trata también la productora que ha conseguido más premios a Mejor Película, con 4 galardones a su espalda.

Pero si hay un tema que ya hace años es protagonista de las galas de los Goya, es la defensa del papel de la cultura. Actualmente, en España, los consumidores deben pagar un 21% del impuesto IVA cada vez que van a ver una película, una obra de teatro o que quieran disfrutar de cualquier bien cultural. El mismo Ricardo Darín se dirigió a los políticos en su discurso: “Aprovechando la oportunidad, antes de que se queden dormidos… A los señores políticos: Hagan algo por la cultura”. Otros nombres, como el también actor Dani Rovira, que el sábado presentó su segunda gala de los Goya, reivindicaron una bajada al IVA Cultural. El presentador bromeó sobre las razones por las que el Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas de España, Cristóbal Montoro, no reduce los impuestos culturales: “Si no bajan el IVA de comprarse un yate, a mí me da igual, porque no tengo yate. Pues lo mismo le pasa a Montoro con la cultura”, dijo Rovira.

La edición del pasado sábado fue la número 30 de unos premios que se han convertido en cita obligada para cualquier aficionado al cine español y latino.

Artículo publicado en Indiewood/Hollywoodn’t el 8 de Febrero de 2016. Artículo original: http://indienyc.com/ricardo-darin-reivindica-la-importancia-de-la-cultura-en-su-aceptacion-del-goya-mejor-actor/

Los Goya 2016, unos premios muy latinos

Asier Etxeandía y Emma Suarez dieron a conocer esta semana cuáles han sido las películas nominadas para esta celebración, en la que el cine latinoamericano toma cada vez más importancia.

Se acerca el final de este 2015 y es el momento de mirar atrás y ver qué películas se han llevado a cabo este año. Así lo ha hecho la Academia del Cine Español que esta semana ha dado a conocer los nombres de las películas nominadas a los Premios Goya 2016. En esta edición, aún más que en la anterior, los filmes latinoamericanos ganan relevancia, no sólo en su categoría, la de Mejor Película Iberoamericana, sino también de forma transversal en las demás.

Repite como nominado Ricardo Darín, que ya estuvo presente el año pasado por su papel en Relatos Salvajes. Esta vez, es su parte en Truman (Cesc Gay), película que ha conseguido seis nominaciones, la que le lleva a los Goya a luchar por el galardón a Mejor Actor Protagonista.

Pero si hay una categoría latina por excelencia en los Premios Goya, ésta es la de Mejor Película Iberoamericana y el Cono Sur toma protagonismo en esta edición. La argentina El Clan (Pedro Trapero), protagonizada por Guillermo Francella y Peter Lanzari, nos lleva hasta los años 80’, cuando el padre de la familia Puccio decide iniciar un clan criminal que secuestraría y extorsionaría a empresarios. Con el cambio en el panorama político hacia la democracia de telón de fondo, este film nos acerca a las dudas y los problemas que pueden afectar a una familia en estas circunstancias. El gran despliegue publicitario que llevó a cabo el equipo de la película, entre otros, hizo que ésta superara en su primer fin de semana a Relatos Salvajes, la gran cinta argentina del año pasado. Después de ser presentada en los festivales de Venecia, Toronto y San Sebastián, queda por ver qué papel reserva la ceremonia del próximo 4 de Febrero a este clan.

También del Cono Sur nos llega La Once (Maite Alberdi), una propuesta original y encantadora en la que su directora nos presenta a cinco mujeres muy especiales. Después de sesenta años juntándose una vez al mes para tomar el té, hoy en día no hay nada que les haga faltar a su cita. Para llevar a cabo este documental, el equipo de producción pasó cinco años grabando estos encuentros. No hay preguntas, no hay entrevistas, sólo la conversación entre estas cinco entrañables mujeres, que nos acercan a temas tan universales como la amistad, la vejez o la muerte. Según Maite Alberdi, le tomó hasta tres años conseguir que las ancianas se sintieran completamente cómodas delante de las cámaras: “Se olvidaron de la cámara, pero les tomó muchos años soltar las intimidades más profundas”, asegura la directora.

Magallanes (Salvador Del Solar) es otra de las nominadas para el Premio Goya a Mejor Película Iberoamericana. En este caso viajamos hasta Perú para conocer a un taxista que recibirá la visita del pasado. Cuando sube a su taxi una mujer que conoció en los años en los que luchó contra el Sendero Luminoso, Magallanes decidirá ayudarla y, así, redimirse de los fantasmas del pasado. Producido entre Argentina, Colombia y el mismo Perú, el proyecto tomó nueve años a Del Solar que, con esta película, nos presenta su ópera prima.  Precisamente el director se refirió al tema principal de su película y a la posibilidad de que pueda ésta crear polémica: “Más que un ejercicio para abrir las heridas, Magallanes es un intento para empezar a cerrarlas”, explicó Del Solar.

Finalmente, la hispano-cubana Vestido de Novia (Marilyn Solaya) nos lleva a La Habana de 1994, donde el trabajo de la protagonista nos permitirá conocer a un grupo de transexuales en una Cuba en plena Revolución. La transexualidad, la violencia de género, y la doble moral de la sociedad son algunos de los temas que hacen de este film algo completamente necesario. La directora se mostró encantada con la nominación a los premios Goya y aseguró que “Nos identificamos mucho con este premio, es una tremenda alegría, estoy muy orgullosa y yo y mi equipo lo vamos a celebrar”

Mención aparte merece el documental Chicas nuevas 24 horas. Esta película, dirigida por Mabel Lozano, cuenta con una nominación a Mejor Película Documental, y nos acerca a la dura realidad por la que pasan muchas mujeres –e incluso niñas- hoy en día. Producido entre España, Paraguay, Argentina, Perú y Colombia, y con testimonios llegados de todos estos países, este documental forma parte de un proyecto que incluye además una novela y una exposición fotográfica. Una propuesta transversal que busca informar y mover a sus espectadores, y que, seguro, no dejará indiferente a nadie.

El Rey de la Habana (Alexis Valdés), con tres nominaciones y El teatro del más allá(José Manuel Novoa) y Meñique (Ernesto Padrón Blanco), con una nominación cada una, también estarán presentes en la ceremonia que se celebrará el próximo 4 de Febrero en Madrid y en la que, independientemente de cuáles sean los resultados, el cine latino estará muy presente.

Artículo publicado en Indiewood/Hollywoodn’t el 28 de Diciembre de 2015. Artículo original: http://indienyc.com/los-goya-2016-unos-premios-muy-latinos/